2 – Piensa y explora

Tómese el tiempo para proponer ideas buenas, frescas y útiles. Elige uno para seguir adelante.

Explorar ideas

La segunda etapa consiste en involucrar el cerebro y el corazón de diferentes maneras para generar ideas que ayuden a satisfacer las necesidades descubiertas en Mira y escucha.

producir muchas ideas

En su equipo, tómese entre 20 y 30 minutos para producir tantas ideas como pueda. Detener.

  • No discutan ni juzguen ideas todavía; simplemente permitan que el grupo escriba o comparta sus ideas.
  • Aprovechar las ideas de todos (por ejemplo, una persona sugiere una idea y otras aceptan el desafío “¡Sí! Y…”, ofreciendo algo que se basa en la idea original).
  • Sigue presionando tu cerebro para obtener más ideas. ¡Tu idea número 10 o 30 podría terminar siendo la mejor!
  • Agregue un objeto o palabra al azar a la lluvia de ideas (ejemplos: azul, sándwich, nube, pulpo). Intenta crear más ideas usando esta palabra como plataforma de lanzamiento.

Capture las ideas de todos de forma visible. Usa lo que tienes: pizarras, notas pequeñas, hojas de papel grandes. Jamboard de Google es una buena herramienta gratuita en línea para generar ideas. Es especialmente útil para FlashLabs virtuales.

Descansa y olvida

Nuestro Dios ha creado tu cerebro para que sea increíblemente creativo. ¡Lo sorprendente es que tu cerebro es más creativo cuando NO estás tratando de ser creativo!

¡El siguiente paso en esta etapa del FlashLab es dejar la lluvia de ideas y centrarse en otra cosa!

  • Descansar
  • Salir a caminar o hacer deporte
  • Hacer algo diferente

Deje que su cerebro haga su trabajo mientras usted se concentra en otra parte. Puede descubrir que produce sus mejores ideas en la ducha, cuando corre o cuando se despierta. Este es tu increíble cerebro haciendo su trabajo en segundo plano.

Escriba cualquier pensamiento nuevo o modificación para aprovechar las ideas existentes que "aparecen" en su mente.

Juega con ideas

El juego es un ejercicio valioso para las ideas que su equipo produjo en el paso anterior.

Elija tres de las ideas:

  • Uno que parece fácil y práctico.
  • Uno que parece escandaloso o difícil.
  • Uno en el medio: ni demasiado fácil ni demasiado difícil

A continuación se muestran algunas formas de jugar con las ideas. Puede encontrar más información en el kit de herramientas FlashLab.

Transforma una idea imaginando cómo sería si:

  • Estaba al revés: por ejemplo, en lugar de un gran evento, había muchos eventos pequeños.
  • Si lo redujeran, en lugar de un manual de 50 páginas, harían uno de sólo dos páginas.

Romper una idea dividiéndola en sus partes y:

  • Reorganice las piezas nuevamente en un nuevo orden.
  • Deseche una parte y vea lo que tiene.

Combine ideas mediante:

  • Combinando dos de tus diferentes ideas.

Haga malabarismos con estas dos ideas en su mente y vea en qué podrían convertirse.

  • Mire una idea a través de una lente diferente, como la perspectiva de un niño, una hormiga o desde lo alto.

Elige ideas

Una vez que hayas jugado con las ideas, tómate un tiempo para orar, pensar y elegir lo que desarrollarás.

Cómo elegir una buena idea

Algunos de estos aspectos pueden resultar útiles a la hora de elegir qué idea llevar adelante:

  • Después de la oración, ¿puedes identificar cuál quiere Dios que hagas?
  • ¿Qué idea satisfará mejor las necesidades y las personas que identificó en la etapa 1?
  • ¿Qué idea te emociona más?
  • ¿Qué idea se puede lograr en el tiempo que tienes?
  • ¿Qué idea te atrae y te lleva a crear algo único?